Portada del informe

El exprimer ministro italiano, Enrico Letta ha elaborado este estudio sobre la adaptación del mercado único de la UE a los nuevos tiempos, que se unirá a otro de Mario Draghi que se publicará tras las elecciones europeas. Ambos, son necesarios de leer y analizar mirando al futuro.

Estas son algunas de las conclusiones del informe Letta que se pueden encontrar en la web hablamosdeeuropa.com

  • El quinto pilar. A las cuatro libertades fundamentales que caracterizan al mercado único (el libre movimiento de personas, bienes, servicios y capital), ha de añadirse una quinta: la libertad de investigar, explorar y crear sin limitaciones. Este quinto pilar capturará los elementos intangibles de la economía digital y los beneficios de la economía circular necesaria para combatir el cambio climático que el mercado único actual no tiene en cuenta.
  • Un mercado único para ser grandes. Las empresas europeas deben crecer en tamaño para poder competir a escala global. Además, el mercado único debe fortalecer su integración financiera, energética y en comunicaciones electrónicas. 
  • Un mercado único que apoye la creación de empleo y facilite el hacer negocios. La eliminación de barreras administrativas y burocráticas y la armonización de la regulación mediante un Código Europeo de Derecho Mercantil permitiría crear un régimen unificado, el número 28, para que las empresas puedan operar con mayor facilidad en la UE. 
  • La transición hacia un mercado justo, verde y digital. Si bien es cierto que se han realizado importantes avances a nivel legislativo en la materia, es necesario llevarlos a la práctica. Para ello, la creación de una Unión de Ahorros e Inversión jugará un papel esencial en la movilización de capital privado que apoye la transición verde y digital. 
  • Promover la paz y el respeto del Estado de Derecho: un mercado único que impulse la capacidad de la UE en materia de defensa y seguridad. En el contexto actual resulta vital que se lleve a cabo una transformación radical de la industria de defensa y seguridad europeas, promoviendo y financiando la creación de industrias propias que incrementen la autonomía estratégica de la UE. 
  • Libertad de movimiento y libertad de permanecer. En relación con su dimensión social, el mercado único debe permitir que los ciudadanos puedan acceder a empleos de calidad en sus comunidades locales, sin que tengan que verse obligados a establecerse en otro país europeo ante la falta de empleo.
  • Un mercado único que potencie y se aproveche de los beneficios de la ampliación. La incorporación de nuevos estados miembros debe planificarse correctamente para que estos puedan gradualmente disfrutar de las ventajas del mercado único, al mismo tiempo que se asegure la estabilidad del mismo.
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments