Economía y Negocios

El discurso del gobernador

25 May 2020

Sostiene el gobernador del Banco de España que el COVID-19 ha representado una “perturbación enorme, repentina y global” y que la respuesta económica debe plantearse sobre “una estrategia de consolidación fiscal y de reformas estructurales“. Una estrategia, apostilla, que “requerirá un acuerdo político acorde a la magnitud del reto al que nos enfrentamos y que se mantenga previsiblemente durante varias legislaturas“.

Así lo expresó en su pasada comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso  a través de un discurso medido y muy fundamentado, en el que defendió con precisión una agenda de política económica realista e institucional.

Pablo Hernández de Cos/Imagen: Infolibre

El contenido de la intervención, que puede descargarse en este enlace, es un ejemplo de como el análisis solvente que defiende el valor del pacto como motor de política económica queda arrumbado en un escenario político totalmente impropio.

Y es triste comprobar como los avisos de las voces autorizadas, desde muchas instancias y desde el más puro sentido común, representan para el marketing político simple postureo, cuando lo que está en juego es la supervivencia de un país reconocido por su tasa de paro y la infrautilización de sus capacidades, posibilidades y recursos.

En primer lugar, la Educación. A partir de ahí, lo que queramos.

Fuente: Banco de España

No se trata pues de repetir los mismos viejos mantras sobre ese “acuerdo” (al que llegaron algunos a denominar nuevos pactos de La Moncloa). Se trata de recordar que la advertencia, la conveniencia, la necesidad en suma, se repite una y otra vez. Dentro y fuera de nuestro país.

Las dificultades

Va a ser difícil para mucha gente a no tardar, explicar lo que viene por delante en términos de empobrecimiento fuera del cinismo -hasta la ignorancia tiene límites- y una equidistancia impostada.

Va a ser muy complicado justificar la toma de medidas unilaterales muy discutibles -y sin posibilidad de estudiarlas y negociarlas a la luz de esta crisis- y disculparse a posteriori si se confirman efectivamente erróneas con la excusa de que se han hecho fracasar a propósito.

Y va a ser muy duro para la sociedad afrontar un “invierno” social y económico del que no se dice nada ni para el que se la prepara, pero que es plenamente consciente día a día.

Por eso, el discurso del gobernador es tan importante. Porque recuerda lo obvio y advierte de las consecuencias. Una vez más, una voz autorizada más.

2 Comentarios
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Marilo Alcaeaz
Marilo Alcaeaz
1 año atrás

Me parece interesante, pero me gustaría discutirlo con algo más de profundidad. Hay corrientes cercanas al gobernador del Banco de España, llamados amigos que puramente se mueven en contextos económicos que discuten estas cifras. No hay que olvidar el comportamiento del Banci de España en la crisis del 2008 se guío más bien por la política y hubo datos que fueron realmente ciertos.
Hay economistas como Guy de Liebana que piden un gobierno de tecnócratas y otros y desde la EBA indica que la banca europea está mejor posicionada que en otras crisis anteriores por tener mayor liquidez. Si a esto le sumamos el control exhaustivo de la morosidad y el cálculo del riesgo, además de los avales de cada estado estaríamos mejor posicionados. A mi parecer en año y medio y si conseguimos una políticas de empleo de amplio espectro podríamos llegar a superar esta crisis financiera. No me cabe la menor duda
Con todo esto quiero decir que

Francisco J. Bocero
Administrador
Francisco J. Bocero
1 año atrás
Reply to  Marilo Alcaeaz

Gracias por el comentario Mariló. Creo que las diferencias entre el gobernador del BdE de hoy y el de 2008 son profundas y la independencia de criterio actual es también muy distinta. A mi me parece muy acertado el discurso porque expone y propone con precisión y respeto institucional -las formas son muy importantes- y advierte de un hecho muy constatable: cuando hay acuerdos es mucho más llevadera una crisis económica y más del calado de la actual.
Otra cosa es el gobierno de tecnócratas. Eso es ya otra idea de otro análisis sobre gobernanza (el gran palabro).
Pero la obligación de un gobernador serio es servir al Estado -que no al gobierno, que es la gran confusión que se hace a propósito- a través de sus funciones y advertir de las situaciones. No olvides que el servicio de estudios del BdE es el mejor con diferencia de este país y la lógica del acuerdo y su mantenimiento en varias legislaturas, es decir, los pactos de Estado, es constatable y necesaria.
En mi opinión.
¡Gracias de nuevo!