Después de un largo proceso, bastaron 40 minutos para que los senadores republicanos declarasen no culpable –not guilty– a Donald Trump de los dos cargos que se le imputaban en el proceso de impeachment: abuso de poder y obstrucción al Congreso. 

Con este desenlace, el presidente tiene totalmente despejado el camino en las próximas elecciones presidenciales, salvo auténtico cataclismo.

Estas son las tres razones simples por las que Donald Trump repetirá mandato en noviembre

1.- La fortaleza de la economía estadounidense atraviesa el ciclo de expansión más largo desde que hay estadísticas. De hecho, lleva casi once años creciendo.

2.- La guerra comercial con China ha bajado de intensidad no solo por los acuerdos firmados sino por el desenlace final del “coronavirus”, que va a afectar sensiblemente al gigante asiático.

3.- Y los demócratas no tienen un liderazgo fuerte ni atractivo. Salvo milagro de última hora, tendrán  que encontrar el recambio durante los próximos cuatro años.

Las consecuencias inmediatas del proceso abundan en la profunda polarización de la política norteamericana, con un enfrentamiento descarnado entre republicanos y demócratas.

Los primeros han cerrado filas salvo Mitt Romney,  que pugnó en anteriores campañas para hacerse con la candidatura republicana, ha votado a favor del primer cargo del que se acusaba a Trump: abuso de poder.

Un proceso fallido contra Trump
Una forma sencilla de entender el Impeachment
Fuente: Statista